Reserva ahora
+ 52 01(443) 322 8000
Reserva ahora

Blog

  • acueducto-visita-michoacan.com

Acueducto de Morelia: Un ícono de Michoacán

Aventúrese a dejar el estrés y las preocupaciones del día a día planeando una escapada de fin de semana o bien, tómese unas largas vacaciones y aproveche los días para hacer un recorrido por las bellas ciudades y encantadores pueblos mágicos que se encuentran por toda la República Mexicana.

Uno de los sitios más hermosos de México es sin duda, la ciudad de Morelia en el estado de Michoacán. Conocida, entre otras cosas, por su riqueza histórica y cultural, por sus artesanías y por albergar en su territorio el majestuoso Santuario de la Mariposa Monarca. Sin embargo, uno de los íconos más representativos de la ciudad de Morelia es su famoso acueducto.

El acueducto de Morelia es una de las construcciones civiles más importantes de la ciudad y uno de los atractivos favoritos de los turistas, que acuden a este emblemático lugar y aprovechan para capturar increíbles fotografías.

La construcción del acueducto tomó bastante tiempo y sufrió algunos inconvenientes. Ésta se inició en el año de 1549, pero debido a su rudimentaria elaboración, muchas partes debían ser reparadas y reemplazadas constantemente. En 1589, con la autorización de un impuesto sobre el vino, pudo iniciarse una obra de mantenimiento, sin embargo la naturaleza del terreno no era del todo apta y las obras continuaban. Se inició una nueva
obra en 1639 que se detuvo después de dos años. En 1646, se le adjudicó a Lorenzo de Lecumberri la construcción de un nuevo tramo, pero debido a su mala administración con el dinero obtenido del impuesto, se enfrentó al Cabildo durante 13 años hasta que las obras dieron inicio en 1657, paralizándose nuevamente en 1659, cuando él fue a la cárcel.

Fue en 1731, que gracias al obispo de Michoacán Manuel Escalante y del legado dispuesto a su muerte en 1708, que pudo realizarse la obra final. Ésta estuvo a cargo de Nicolás López Quijano, sin embargo en 1784 el mal estado de la obra resultó en el colapso de 22 arcos. El obispo Antonio de San Miguel promulgó un edicto el 21 de octubre de 1785 para proporcionar el dinero necesario para dar comienzo a una nueva obra, que pretendía dar trabajo a los habitantes y llevar el agua a la ciudad, después de muchos problemas de desabasto entre la población.

El acueducto hoy en día cuenta con 253 arcos que alcanzan una altura de 9.25 metros y una longitud total de 1,700 metros, y se encuentra a escasos pasos de la zona del Jardín Villalongín. Éste llevaba el agua hasta los límites de la ciudad en aquél entonces, repartiéndola a las fuentes, conventos y casas particulares a través de tuberías subterráneas de barro y en 1910 dejó de utilizarse. Fue restaurado en 1998 y hoy es una de las muestras más representativas de la hermosa arquitectura de la ciudad y uno de los sitios favoritos de miles de viajeros que acuden a admirar la bella construcción y aprovechan para hacer increíbles tomas de sus arcos.

Ahora que ya sabe un poco más de su historia, durante su próxima visita al estado de Michoacán, no pierda la oportunidad de visitar el acueducto de Morelia, un ícono de la ciudad. Y si de hospedaje se trata, en Best Western Plus Gran Hotel Morelia encontrará el lugar ideal para relajarse después de una larga caminata por la ciudad, pues sus cómodas y equipadas habitaciones le proporcionarán el descanso que necesita; y. gracias a su excelente ubicación, a sólo 10 minutos del Centro Histórico, usted podrá trasladarse fácilmente a cualquier punto.

Le invitamos a visitar nuestro sitio web en donde encontrará ofertas increíbles y promociones especiales: http://www.bestwesternplusmorelia.com.mx

Foto de: visitamichoacan.com

Cerrar